14 febrero 2006

Carta al autor del blog Malasya (supuestamente el escritor chileno Julio Carrasco)

¿Julio Carrasco? (no sé si ese es el autor del excelente blog de la Malasya): soy Marcelo Silva, un escritor argentino que cree haberse cruzado con el escritor chileno Julio Carrasco una noche de no me acuerdo que año en Santiago, en una festichola en casa de la Paz María Aburto. Y digo creo, porque a esta altura no me atrevo a afirmar nada sobre el escritor chileno Julio Carrasco. Es que, no sé si por causa del alcohol, el porro o que putas, ya me encontré en situaciones hiláricas (para los otros) y vergonzantes (para mí) por causa de este nombre.

Para que tengas una idea, che vos, Julio Carrasco, o quién diablos sea el malayo que lea esta carta, hace no me acuerdo cuanto tiempo estaba yo en un sucio antro de Buenos Aires, de esos hoyos húmedos en que poetas pululan como chinches, cuando llamaron a leer a un poeta chileno de apellido Carrasco, cuyo nombre ahora también se me escapa. Ahí nomás se me hizo una emoción en las tripas pensando que se trataba del tal Julio Carrasco (cuyo nombre tampoco recordaba), y ni bien terminó su lectura me le fui al humo pa ver si se acordaba de mí, de aquella noche en la casa de la Papo Aburto, de esto y lo otro. (Ni que el Julio Carrasco fuera Maradona, ¡chasumadre!.) Entonces el poeta Carrasco me dice --Ah sí, algo me acuerdo. ¿Pero qué? habíamos fumado esa noche, ¿no es cierto? --Sí, sí, habíamos fu-fu-fu-fumamado, y me-me di-didiste tu-tu libbbbbro, le dije, tartamudeando de la emoción. A lo que el Carrasco respondió --Ah, que bueno volver a verte. Y ahora me voy porque necesito dormir. --Bueno, chau... ¿hasta cuando te quedás por acá? --No, estoy viviendo acá, huevón. --Ah, bueno, tonces nos cruzamos en otro momento, le dije. De ahí me fui a mi casa y rebusqué en mi biblioteca el atesorado libro del escritor Carrasco, hasta que encontré El Libro de los Tiburones y me lo releí de pé a pá, tratando de conciliar la imagen del autor con la del poeta del hoyo fétido de Av. Corrientes. No way.

Otro día me lo encuentro al poeta chileno de apellido Carrasco en el Centro Cultural Rojas. Lo saludo, me saluda, y sin darme por vencido le largo una parrafada: --Ah, che, leí de nuevo tu libro. Me pareció fantástico y bla bla bla, todas esas boludeces que uno le dice a un autor para expresarle interés por su trabajo. Todo a lo que el Carrasco sonreía como una piedra fría, sin ocultar cierta sorna, o hasta algún desprecio hacia mi dubitativo abordaje crítico. Hasta que me ensarté hasta las muelas cuando le dije que me había encantado el título: El Libro de los Tiburones. Ahí el otro Carrasco me dijo: --¡Pero ese es el Julio Carrasco! y se entró a reír como un poseso, mientras yo lo miraba medio desconcertado e incrédulo. Después se ve que el poeta Carrasco quizo asegurar el KO y me dijo --Pero no, huevón, ¿como te pudiste confundir? el Julio es alto y rubio, tiene el pelo largo y es mucho más feo que yo, aunque es mi hermano. A lo que yo, medio desahuseado, como queriendo congratularme al menos por el parentesco y así no parecer tan pelotudo, le dije --Ah, pero entonces es tu hermano. Y juajuajuajuajaujua, se reía más y más el chasumadre poeta de apellido Carrasco.

Después de llorar de risa, el poeta Carrasco me invitó a su depto a tomar unos piscos o ni me acuerdo el nombre del trago. Yo, totalmente abatido, tratando de evaluar los daños cerebrales causados por la mala vida, y avergonzado por ser tan pelotudo, preferí retirarme poniendo por excusa una supuesta reunión con un editor inexistente.

De ahí en más nunca pude sostener un diálogo con el poeta Carrasco (cuyo nombre si mal no recuerdo es Germán), pues siempre me obnubiló esa estúpida confusión de Carrascos. Ahora, sea Julio Carrasco o Germán Carrasco, fulano Carrasco o ningún Carrasco el que lea esta historia, los felicito por el excelente blog Malasya, y por favor salúdenmelos al Julio y al Germán. Díganles que siempre los olvido y que les deseo que dios los tenga en la santa putísima gloria.

Silva el memorioso

7 Comments:

At 11:50 p. m., Anonymous Clara said...

che, cada vez esta mejor tu blog !!! ahora es bisexual, biautor, bio bio. Son Silva y Guerra, o bueno, dicindo obviedades, son "el otro, el mismo"

Saludos también a los Carrasco.

besos,
Noctiluca-Clara

 
At 6:50 p. m., Blogger Luna Guerra said...

De a poco va mejorando, Clara.

Besos.
Marcelo

 
At 2:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

Cool blog, interesting information... Keep it UP free side effects of prozac mazda big brake kits cars mazda cronos 1992 mazda protege wheel size 94 mazda truck blue book price Buy tenuate online online online Xanax free 1984 volvo 240 diesel wagon exterior parts plate frames chrome stainless steel license back acne rosacea pimples Free word of wisdom divorce Www in my yahoo com mailing email lists mazda warranty court cases eric freedman stocking bondage

 
At 8:15 p. m., Anonymous Anónimo said...

Excellent, love it! » » »

 
At 4:21 p. m., Anonymous Anónimo said...

hola, donde te puedo escribir, te quiero preguntar algo....

 
At 11:23 a. m., Anonymous Anónimo said...

Nice post and this mail helped me alot in my college assignement. Say thank you you for your information.

 
At 1:23 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hi
Very nice and intrestingss story.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Argentina License. More blogs about www.lunaguerra.blogspot.com.